Día y noche

acrílico / pizarra

A algunos les gusta más la noche, (Mercedes siempre lo dice),  por aquello de la magia de sus colores. A otros, el día, por la viveza e intensidad de la luz, su juego de formas.
Los dos son iguales pero muy diferentes, singulares, tal vez únicos.

Galicia es una tierra llena de oportunidades. Era verano, había muchas pizarras cortadas para el tejado… y no dejé escapar la oportunidad de pintar sobre dos de ellas.

La idea era sencilla: el encanto de un mismo pueblo durante el día y por la noche. Pero la complicación de hacerlos calcados y el desconocimiento de un soporte apenas explorado hicieron que este trabajo tuviera aún más emoción.