Ballena franca

acuarela

La ballena ha sido retratada cientos y cientos de veces en el mundo de la ilustración. Siempre apetece dibujar una.

Para esta ocasión, recurrí a la acuarela y la sal para dar esa textura rugosa que la hace única, superponiendo capas y dejando secar.

El resultado es una ballena divertida, con ganas de bucear y explorar mundo.